No te pierdas esta entrevista al genial cantautor español Mario Boville
0

TEMA Son del aire

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

 

¿Cómo definirías el estilo de tus canciones?

No me suelo ceñir a un estilo en concreto, así que lo enmarcaría dentro de un eclecticismo con muchas influencias: rumba catalana, músicas de ida y vuelta, folklore ibérico y latinomericano, rock, jazz, swing, etc. Eso en cuanto a la música, en cuanto a las letras yo diría que es canción de autor, pues siempre intento mostrar mis historias y mi visión del mundo a través de las canciones. A veces con más ironía o más solemnidad, dependiendo del momento, pero siempre con sentido del humor.

 

¿Habías participado anteriormente en otras agrupaciones?

Mi principal agrupación ha sido de toda la vida Alpargata, con quienes he grabado prácticamente toda mi discografía hasta el momento. Pero he participado en otras agrupaciones a lo largo de los años, como Son Cremita (salsa), Al Trantrán (improvisación músico-teatral), La Diligencia (Country-punk), Abba Suso (música africana)…

 

¿Cuáles son tus principales referencias musicales?

¡Son muchas! Podría empezar por Javier Krahe, pero también te diría Frank Zappa, Manu Chao, Rubén Blades, Pata Negra, Santana, Chavela Vargas, Silvia Pérez Cruz, Ali Farka Touré y, si siguiera escribiendo, muchas más. Tengo referencias muy variadas.

 

 

 

¿Cuál dirías que ha sido tu evolución hasta llegar a lo que hoy compones? ¿Has pasado por diferentes estilos, etapas, decisiones importantes?

Esa es una buena pregunta. He pasado por varias etapas. La primera, en la época del mestizaje, tocaba mucha rumba catalana (lo que se llamaba rumba-fusión), y luego fui abriendo el abanico de estilos hacia sonidos más latinos, como salsa, cumbia o merengue. Después pasé por una etapa más freak y más barroca, con mucha influencia de rock progresivo y letras más bien transgresoras, y a la vez iba conociendo poco a poco el folklore. Ahora mismo me encuentro en un momento en el que estoy buscando de nuevo la sencillez, no la simpleza que no es lo mismo. Haciendo canciones en las que la intención y la forma de cantarlas y tocarlas es a veces tan importante como su contenido, buscando la naturalidad y la belleza en el sonido. Digamos que después de unos cuantos años ya no tengo ganas de salir a asustar al personal, y sobre todo, de intentar aparentar nada. Pero oye, quizás se me pasé, quién sabe…

 

¿Cuál es tu canción favorita?

Lo siento pero no tengo solo una canción favorita. La cosa va por días. Hoy te diría guitarraman, de Mundo Chillón.

 

¿Quiénes te acompañan en este proceso?

Pues es un proceso bastante solitario el que estoy viviendo últimamente, pues estoy viajando principalmente para conciertos a guitarra y voz. Pero claro, incluso para eso estoy acompañado. Por la gente que me acoge y me cuida en cada lugar al que voy. Y también por lo equipos audiovisuales con los que trabajo y los amigos músicos con los que me encuentro e intercambio conocimientos. A los Alpargata, si te soy sincero, los tengo un poco abandonados en este proceso, y ellos son (sobre todo Santi Cañete), los que más me han acompañado en mi proceso vital-artístico. Pero sé que cuando toque nos volveremos a juntar y haremos cosas geniales juntos.

 

 

¿En qué estás trabajando en este momento?

Ahora estoy trabajando en mi proyecto en solitario, girando por España, y preparando la producción de un disco que grabaré en otoño, en el que van a participar muchos amigos. Al mismo tiempo preparamos el 15 aniversario de Alpargata para el año que viene, y haremos una gira juntos para celebrarlo.

 

¿Cómo y cuándo surgió la idea de ser cantante?

Yo quería ser escritor, hacía poemas, relatos, etc. No se me había pasado por la cabeza ser músico hasta que tuve 18 años y se me cruzó la guitarra por el camino, una que me regaló mi madre. Yo me tiraba todas las noches en el bar de mi barrio aporreando la guitarra y cantando, y un día el dueño me propuso dar un concierto allí. Le dije que sí porque quería impresionar a una chica que me gustaba, así que en una semana montamos un grupo y lo hicimos. Recuerdo que aquella noche, después de tocar, ya había tomado la decisión de dedicarme a la música costase lo que costase. Y así me va…

Deja una respuesta

También podría interesarte…

0