La banda de Metal Sinfónico Sylvania prosigue la gira de su nuevo disco: “Testigos de las Estrellas”
1+

TEMA Vivo en tu memoria

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

PRETENDEMOS ESTIMULAR LAS EMOCIONES DEL OYENTE Y QUE ÉST@ SE PUEDA SENTIR IDENTIFICAD@ CON SUS LETRAS Y MELODÍAS

Entrevistamos a Alberto Tramoyeres, guitarra, orquestaciones y fundador de la banda Sylvana.

¿Cómo y cuándo surgió la banda?

Sylvania nació como idea musical en el año 2007, cuando empezaba a trastear programas de guitarra para generar melodías. Cuando más o menos tenía terminadas unas nueve canciones, empecé a buscar a los componentes para su interpretación y así formar una banda. No fue hasta finales de 2008 cuando al fin pudimos formar un line-up que a la postre tendría una estabilidad de cinco años. En 2013 y por diversos infortunios, sufrimos una importante reestructuración de la banda hasta conformarla como la tenemos actualmente.

¿Quiénes la componen?

Somos Alfonso Arróniz (voz), Álvaro Chillarón (bajo), Alberto Tramoyeres (guitarra y orquestaciones) y Sergio Pinar (batería).

¿Cómo definiríais el estilo de vuestras canciones?

Nos ubicamos en el marco del Metal Sinfónico con claras influencias de Power Metal. No obstante, y desde nuestro segundo disco, hemos incluido en nuestras composiciones recursos de otros subgéneros del metal para hacer más heterogéneo el estilo, pues siempre hemos creído que resultó demasiado saturado en su época de máxima brillantez debido a la producción de canciones prácticamente iguales entre sí.

¿Habíais participado anteriormente en otras agrupaciones?

A excepción de Alfonso, todos hemos tocado para otras personas o en otros proyectos. En el caso de Sergio, durante el primer año estuvo también como batería de la banda Caelus, que sigue en activo. Álvaro y yo hemos tocado en orquestas durante años, aunque en este caso es un concepto laboral y no vocacional. Y en mi caso, de vez en cuando toco para la banda castellonense Etruria, de la cual también he participado de compositor y arreglista.

¿Qué os gustaría transmitir con vuestra música?

Principalmente, ofrecer un proyecto fresco y que tenga gancho, causando la suficiente “sensación” para que quien nos escuche, consiga ser un seguidor de la banda. Por otro lado, también se busca estimular las emociones del oyente y que ést@ se pueda sentir identificad@ con sus letras y melodías.

¿Cuáles son vuestras principales referencias musicales?

Pese a que entre cada uno pueden variar de manera incluso algo distante, creo que todos coincidimos en bandas como Angra, Saratoga y Halloween.

¿Cuál dirías que ha sido la evolución del grupo desde que se fundó? ¿Ha pasado por diferentes estilos, etapas, decisiones importantes?

De manera general podríamos decir que la evolución ha sido positiva, en base a que siempre se han ido subiendo escalones y logrando más cosas. Entre 2013 y 2015 tuvimos un período horrible, coincidiendo allí el cambio de formación que tuvimos que afrontar. Además, no fue directo, sino paulatino. Cada seis meses, se marchaba un componente (por motivos inevitables, como marcharse a vivir fuera de España o por diferencias musicales respecto a lo que iban a ser las canciones de “Recuerdos del Mañana”) y por consiguiente, no teníamos tiempo de arrancar.

Pese a que con la incorporación de Sergio y con la utilización de secuencias podíamos seguir tocando, necesitamos la friolera de dos años para encontrar cantante. Cada vez que lo intentábamos con alguno, abandonaba el proyecto a los pocos meses por sentirse atraído por otros que a día de hoy ni si quiera existen. Con la llegada de Alfonso por fin pudimos recuperar la estabilidad, y desde entonces todo ha sido sumar y mejorar los registros obtenidos hasta entonces. Siempre pesarán esos dos años perdidos por causas ajenas a nosotros, pero no pudimos hacer nada.

¿Cuál es vuestra canción favorita?

Pues creo que no hay unanimidad al respecto. Algunos componentes coincidimos en ciertas canciones y discrepamos en otras. Podríamos decir que en “Sangre, Sudor y Lágrimas” o en las largas como “Por Nuestra Libertad” solemos coincidir los cuatro, pero luego cada uno tiene su lista de prioridades. A mí me gustan todas, pero tengo especial cariño a canciones melódicas como “El Reino de los Sueños”, “Lazos de Sangre” o “Finis Templarii”, mientras que por ejemplo a Sergio le van las más cañeras como “La Tentación del Mal”, “Espíritu de Fuego” o “La Maldición de Dabria”. ¡Nos cuesta horrores a veces cuadrar el repertorio, jaja!

¿En qué estáis trabajando en este momento?

Ahora mismo continuamos con la gira de este nuevo disco, “Testigos de las Estrellas”. Lleva apenas cuatro meses en el mercado y con las fechas ya realizadas sólo hemos cumplido con apenas una sexta parte de la gira. Nos queda un tramo muy importante después de verano que próximamente se anunciará, y aún con ello, el 2020 entero estará dedicado íntegramente a seguir tocando. Cada vez la compañía en los carteles va a ser más interesante y esperamos, como hemos dicho, seguir subiendo escalones.

Deja un comentario

También podría interesarte…

Cerrar menú