Entrevistamos a Gustavo Almeida a propósito de su nuevo trabajo que estrenará en Valencia el 22 de junio.

El artista, nacido en Brasil y afincado es España, homenajea a nuestro querido y recientemente difunto Eduard Punset, utilizando en una de sus canciones la genial frase: “La felicidad está en la sala de espera de la felicidad”. 

 

¿Cómo y cuándo surgió la idea de ser cantante?

No podría decir que fue una idea. Es algo que nació conmigo y, poco a poco, sin que previera nada, fue tomando protagonismo en mi vida de forma natural, hasta convertirse en mi trabajo.

¿Cómo definiríais el estilo de tus canciones?

Me gusta definirlas como “Pop de autor”, porque es una mezcla de la música de autor con un carácter estructural hacia el pop. Lógicamente con influencia de la música de mi Brasil natal, donde tuve la suerte de crecer y absorber de sus ricas armonías y melodías, lo que es un diferencial en mi música para el mercado hispano.

¿Habías participado anteriormente en otras agrupaciones?

Siempre he caminado bajo el nombre de Gustavo Almeida, pero es verdad que algunas veces hice conciertos puntuales de música brasileña y añadía a Gustavo Almeida los nombres “Brazilian night” y “Projeto Brasil”.

¿Qué te gustaría transmitir con tu música?

La música es comunicación y es lo que me gusta por encima de todo. Comunicarme con los demás. Enseñar a través de mis canciones mis vivencias y mi forma de ver la vida, el mundo y de verme en este mundo. Pero es verdad que soy una persona que suele ver el vaso medio lleno y esto trato de transmitirlo en mis canciones. Así que, las ganas de vivir, a través de la letra o de la música en sí, sería lo que más quiero transmitir en mi música.

¿Cuáles son tus principales referencias musicales?

He crecido con Djavan, Roberto Carlos, Caetano Veloso o la bossa-nova en general y luego al venir para España Alejandro Sanz, Presuntos Implicados, Ketama o Jorge Drexler me han marcado mucho también. Pero siendo honesto y preciso, mi música está entre Djavan y Alejandro Sanz.

¿Cuál dirías que ha sido tu evolución hasta llegar a lo que hoy compones? ¿Has pasado por diferentes estilos, etapas, decisiones importantes?

La evolución musical está plasmada en mi respuesta anterior, ya a nivel personal y en consecuencia, de mis letras, mis vivencias y mi forma de ver la vida ha sido siempre lo que guiado aquello que he escrito. Oscilo entre el romanticismo y la crítica. Puedo pasar de arrancar el alma de cuajo a escocerte con una crítica y luego hacerte pegar botes de entusiasmo. He tenido dos etapas, la de las versiones y la de mis canciones. Y mi decisión más importante, sin duda, ha sido la de apostar de lleno por mis propias canciones, con todas las consecuencias.

¿Cuál es tu canción favorita?

¡Buff! ¡Qué difícil elegir una sola! Estaré siendo muy injusto con las demás, pero…digamos “Un vestido y un amor” de Fito Páez.

[elementor-template id="52"]
0