El nuevo trabajo de Hugo “Poyo” Segovia está más próximo al jazz y al pop, pero seguirá siendo eminentemente emotivo. Él mismo nos lo cuenta en exclusiva.

Tu reciente sencillo “Aire” es muy interesante, con una melodía un tanto mística y una interpretación impecable, da apertura a tu nuevo trabajo “Perfectos Extraños”. ¿Qué pueden esperar los fans de este nuevo álbum?

​Estoy muy contento con los resultados de este disco.

Con el nuevo disco buscamos algo más de experimentación, acercándonos al jazz y al pop, y algo menos de rock. Pese a que Aire es la canción relativamente rockera, las demás van más en la línea del jazz melódico, del pop setentero u ochentero, con referencias como Paquito Ortega, Rafael… En cuanto a la instrumentación, soy muy fan de los instrumentos analógicos, y menos de los digitales (sintetizadores, etc). En resumidas cuentas, podríamos decir que este disco está creado para que la gente lo escuche con un litro de helado y una caja de pañuelos a su lado.

Desde muy pequeño has sido un apasionado de la música; pasión que te llevó a formar varias bandas a lo largo de tu trayectoria ¿Cuál dirías que ha sido la experiencia más significativa y que más ha contribuido a tu desarrollo como artista?

A lo largo de mi carrera he colaborado en varios proyectos, pero han acabado siendo iniciativas fugaces que finalmente me han empujado siempre a seguir siendo solista. No resulta fácil encontrar a músicos que afronten como yo lo hago los proyectos musicales. Para mí el oficio del músico requiere mucha dedicación y rigor. Además todos los músicos tenemos un ego muy marcado, y es necesario tener experiencia para manejarlo. En ese camino, creo que he aprendido a ser persona antes que a ser músico. Creo que lo importante es ser auténtico, tener unos valores. No ser un personaje en el escenario y otra persona diferente en la calle. Para mí ese es el verdadero camino para poder aportar algo a los demás.

Naciste en la ciudad de Delicias, Chihuahua. ¿Cómo ha influido la cultura mexicana en tu música?

La cultura mexicana me influencia en todo. Me gusta mucho incluir, por ejemplo, trompetas en mis discos. Y trato de que esos sonidos sean puramente mexicanos y latinos. Como mexicano me gusta apasionarme y sentir las cosas con un poquito más de pasión. Es el caso de temas como Mesa para tres, que están claramente influidos por la tradición mexicana.

Desde muy pequeño aprendiste a tocar la guitarra de forma autodidacta y ha componer tus primeras canciones ¿Quienes te han acompañado a lo largo de este proyecto de vida?

Hay muchas personas que me han acompañado a lo largo de mi carrera. Mis papás siempre han estado al pie del cañón pese a ser muy ajenos a la industria musical. Ellos siempre han querido apoyarme pero nunca han sabido cómo, por lo que he recorrido este camino por mi propio pie. Pero les agradezco mucho que siempre hayan estado conmigo ayudándome con lo poco o mucho que tuvieran.

Mi esposa ha sido tanto musa de muchas de mis canciones como acompañante, pese a que ella tampoco tiene ninguna relación con la música. Por otra parte, hay muchas otras personas que me han apoyado, como Andrés Luna, con quien he trabajado desde el pasado disco, Alex Oliver, Mario, y todo HS Producciones, a los club de fans a quien siempre estaré eternamente agradecido.

Ya para finalizar, los videoclips de “Rencor” y “¿Qué ha sido de ti?” destacan por la forma en que con tan pocos elementos logran remover la fibra más sensible del espectador. ¿Podremos esperar para este nuevo álbum material audiovisual?

En lo referente a los videoclips, he de decir que, el resultado final se debe, en gran parte, a la magia de Andrés. Andrés es capaz de crear excelentes videos con pocos elementos, y de grabarlos en un solo día.

En este video de Aire tratamos de conseguir algo parecido en cuanto a esa forma de trabajar. Tratamos de no quebrarnos mucho la cabeza con una historia compleja, sino tratar de representar precisamente esa sencillez del aire. Decidimos enfocar la historia de una forma sarcástica, es decir, que el protagonista afronta la ruptura que está viviendo con aceptación, sin darle más vueltas, y eligiendo quedarse sólo con el aire, con la libertad. Y en ese sentido Andrés logró transmitirlo de forma sencilla, que es como nos gusta trabajar.

[elementor-template id="52"]

También podría interesarte…

0